puerto-de-santander

Los trabajos de la nueva aduana durarán seis meses.

La Autoridad Portuaria de Santander afronta los trabajos de construcción de un nuevo edificio para las instalaciones de la Agencia Tributaria que sirvan de aduana, con el fin de mejorar el tránsito de mercancías procedentes o destinadas al exterior.

Entre otros destinos, el enclave cántabro se prepara para poder acoger más tráficos destinados al Reino Unido de cara a un ‘Brexit’ que se producirá el próximo 31 de enero.

Las instalaciones se ubicarán al lado del PIF existente desde el año 2000 y siguiendo su misma tipología constructiva al objeto de mantener la armonía del conjunto, que, a su vez, se encuadra en una parcela delimitada perimetralmente dentro de terrenos del puerto de Santander, que se ampliará para dar cabida a ambos edificios, generando un nuevo perímetro dotado del mismo tipo de cierre actual.

Dentro de las obras recogidas en el presente proyecto se contempla la demolición del cierre de parcela actual afectado, la delimitación del nuevo cierre ampliado, la reposición de los servicios existentes afectados por las obras de cimentación, así como toda la urbanización del nuevo recinto.

Interiormente el edificio se encuentra repartido en departamentos según las necesidades establecidas para el uso a que se destina y que incluyen dos zonas de inspección, dos almacenes, zona de uso polivalente y dos oficinas, entre otros.

Las obras, con un plazo de ejecución de seis meses, cuenta con un presupuesto base de licitación de 626.143,96 euros y con un valor estimado de 517.474,35 euros.