Un total de cinco entidades han presentado ofertas para llevar a cabo el dragado de mantenimiento del puerto de Santander hasta 2024.

Las propuestas oscilan entre los 3.750.259,22 y los 2.758.450 euros, para un proyecto con un presupuesto base de licitación de 4.585.966,31 euros.

El contrato en disputa parte de la consideración de que el puerto de Santander sufre aterramientos y pérdidas de calado en sus dársenas y canales de acceso, por lo que para mantener el calado nominal en las aguas portuarias y permitir la navegación segura en sus accesos se necesita llevar a cabo dragados de mantenimiento periódicos.

Este dragado se venía realizando años atrás con medios propios de la Autoridad Portuaria, pero la pérdida de operatividad por obsolescencia de estos medios de dragado obligó a recurrir a otros sistemas que permitieran ejecutarlos de una forma más eficiente y económica.

El canal de navegación del enclave cántabro se divide en dos tramos. Por un lado está el tramo exterior del canal general de navegación, con un canal de doce metros, que es la zona sometida más intensamente a la acción de los temporales y más afectada por las corrientes de marea.

El segundo tramo corresponde al interior del canal general de navegación, con un calado nominal es de 11,50 metros.