el-hoegh-traveller-en-el-puerto-de-santander

Una de las principales ventajas es su reducido impacto medioambiental.

El buque ro-ro ‘Höegh Traveller‘ de la naviera Höegh Autoliners ha atracado este domingo 13 de noviembre en el muelle 8 de Raos del puerto de Santander. Procedente del puerto británico de Southampton, ha llegado hasta el recinto cántabro para cargar 1.000 vehículos con destino Sudáfrica y Australia.

Se trata del quinto de los seis buques post-panamax ‘New Horizon’ que el operador tiene previsto poner en servicio a lo largo de este año, tras el ‘Höegh Trapper‘, el ‘Höegh Target, el ‘Höegh Trigger y el ‘Höegh Tracer, que ya han pasado por las instalaciones cántabras.

Esta embarcación, de bandera noruega y consignado por Marítima Dávila, es uno de los mayores del mundo en su clase. De hecho, cuenta con 200 metros de eslora, 36,5 metros de manga y 46,5 metros de altura. Además, tiene capacidad para cargar hasta 8.500 vehículos.

Dispone de 71.400 m² distribuidos en 14 cubiertas, cinco de ellas de altura variable. Además, está capacitado para transportar cargas de grandes dimensiones, como equipos eólicos, yates, maquinaria de obra civil o equipos ferroviarios. Su rampa de carga tiene capacidad para 375 tn, con un acceso a la cubierta principal de 12 metros de ancho por 6,5 metros de alto.

Una de las principales ventajas es su reducido impacto medioambiental, ya que en su diseño se ha tenido en cuenta la eficiencia energética y se han incorporado las últimas tecnologías disponibles en el sector. Se estima que los buques de la serie ‘New Horizon‘ emiten un 50% menos de CO2 por coche transportado que un car-carrier estándar.