La Autoridad Portuaria de Santander ha previsto una nueva inversión para renovar una parte de los muelles de Maliaño, que forman parte del grueso de la parte de la instalación portuaria cántabra destinada al tráfico de mercancías.

En consecuencia, los máximos responsables del recinto santanderino han abierto procedimiento de licitación del contrato correspondiente a la renovación del tramo uno a cuatro de los muelles de Maliaño, con el fin de mejorar la operativa y ganar espacio para tráficos comerciales.

Estos trabajos abarcarán una longitud de 390,20 metros de la instalación portuaria con ocho metros de calado, en los que se colocará un nuevo muelle de pilotes con un tablero de vigas de hormigón armado, de diez metros de anchura.

De igual manera, los trabajos también incluyen la colocación de una rampa ro-ro en su extremo más al norte y que no esstaba incluida en el proyecto.

Por otra parte, el muelle actual a demoler presenta una zona colapsada de aproximadamente 23 metros de longitud, aunque las obras no incluyen dragado ni vertido de material en el mar.

Estos trabajos, con un plazo de ejecución de 24 meses, cuentan con un presupuesto base de licitación de 23.951.461,04 euros, así como con un valor estimado de contrato de 19.794.595,90 euros.