la-mayor-torre-eolica-del-mundo-en-el-puerto-de-sevilla

La torre será enviada al puerto de Rotterdam para su instalación.

La empresa GRI Sevilla ha fabricado en sus instalaciones del polígono industrial de Astilleros del puerto hispalense las secciones que componen la mayor torre eólica marina del mundo, un prototipo desarrollado para la división eólica offshore de la multinacional General Electric.

La torre soportará la mayor turbina eólica existente en el mercado, con una capacidad de generación eléctrica de 12 MW. Compuesta por cuatro tramos con una longitud de 135 metros y ocho metros de diámetro, y alcanzará una altura total de 260 metros.

Su construcción comenzó a finales de 2018 y ha culminado en mayo con las inspecciones previas al embarque. El puerto acoge estos días la carga a bordo del buque Palmerton, atracado en el Muelle de Armamento, de 133 metros de eslora y 23 metros de manga, con dos grúas de 400 toneladas de capacidad de izado cada una.

Sevitrade es quien está coordinando las labores de estiba de esta torre, que será enviada al puerto de Rotterdam para ser instalada junto con la turbina eólica y el resto de los componentes desarrollados por General Electric, un proceso que finalizará antes de que termine el verano.

Crecimiento del ‘project cargo

Este tipo de tráfico, denominado ‘project cargo‘, es cada vez más habitual en el puerto sevillano, que reúne las condiciones para ser un espacio estratégico para el movimiento de grandes estructuras.

Por un lado, dispone de una amplia superficie para coordinar la operativa de carga y descarga, donde pueden ubicarse los centros de producción de grandes piezas. Por otro, cuenta con medios técnicos, grúas y maquinaria de gran capacidad de carga, así como con operadores logísticos que prestan un servicio especializado en estos tráficos.

En 2018, se han movido en Sevilla más de 20 buques con mercancías de grandes dimensiones y para 2019 están previstos nuevos embarques, por lo que las perspectivas son muy positivas.