El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, se ha reunido con representantes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y también del sector arrocero, de regantes y de asociaciones de agricultores para trabajar juntos en el Proyecto de Optimización de la Navegación.

El objetivo es programar reuniones regulares para identificar las necesidades del estuario y compartir los resultados de los estudios científicos que el puerto está impulsando sobre las mareas, la salinidad y turbidez de la ría, o las especies biológicas presentes, entre otros temas.

Los trabajos iniciados tendrán un horizonte temporal de tres años, hasta 2023. En todas las fases, se incorporará la filosofía ‘Trabajar con la naturaleza’, promoviendo la participación efectiva de grupos de interés para obtener resultados verdaderamente sostenibles.

Con todo ello, se pretende mejorar el acceso marítimo a Sevilla a partir del conocimiento científico y la aplicación de técnicas innovadoras que faciliten la entrada de buques con más carga, manteniendo las cotas de la rasante actual de la canal.

Rafael Carmona ha explicado las iniciativas que se están desarrollando en esa línea, como los estudios realizados junto a la Universidad de Málaga, que han permitido aumentar el calado de entrada de los buques.