El 25 de noviembre se ha celebrado en Sevilla el 150º aniversario de la creación de la Junta de Obras del Río Guadalquivir y Puerto de Sevilla en 1870, que impulsó la modernización de sus instalaciones y la transformación de la ciudad. Más de un siglo después, en 1993, esta institución dio paso a lo que hoy es la Autoridad Portuaria.

Con motivo del aniversario, se ha inaugurado una glorieta en la que está instalado el histórico remolcador Cape y la calle José Delgado Brackenbury, en honor al ingeniero jefe de la Junta de Obras.

El presidente del puerto, Rafael Carmona, ha reconocido la labor de los trabajadores que han formado y forman parte de la institución, anticipando que los esfuerzos futuros irán encaminados hacia las nuevas tecnologías y la sostenibilidad.

Evolución del puerto

El puerto de Sevilla se remonta a orígenes milenarios, aunque alcanzó su máximo esplendor a finales del siglo XV y en el siglo XVI. La primera modernización llegó en 1794 con la construcción de la primera corta, la de la Merlina.

Sin embargo, fue a partir de la constitución de la Junta de Obras del Puerto cuando se mejoraron las condiciones de navegabilidad y se dotó al puerto con nuevos espacios de desarrollo hacia el sur. Además, se protegió la ciudad ante el riesgo de inundaciones.

A principios del siglo XX, las instalaciones de entonces resultaban limitadas para el creciente tráfico comercial. En este contexto, se diseñó otro proyecto que llevó a realizar intervenciones hidráulicas para facilitar la navegación en la ría y optimizar las condiciones de acceso a la ciudad, como la mejora de la canal en la desembocadura del Guadalquivir.

También se construyeron nuevos muelles, como el de Nueva York, o los de Tablada y Delicias, que permitieron reducir el tráfico de mercancías en zonas más cercanas a la ciudad. Más tarde, se abordó la integración del espacio portuario en el entramado urbano.

Alianza entre el puerto y la ciudad

A mediados del siglo XX, se inicia un proceso de industrialización con la implantación del astillero de Elcano. Para aumentar la capacidad de los muelles, en los años 70 comenzó la construcción de la Dársena del Batán, actual plataforma logística multimodal de Sevilla.

Asimismo, la zona portuaria se adaptó y mejoró para la Exposición Universal de 1992. Tras la creación de la Autoridad Portuaria en 1993, este organismo ha continuado trabajando para su desarrollo, y en 2010 inauguró la nueva esclusa ‘Puerta del mar’ para la entrada de buques con más carga.

De igual modo, ha impulsado el tráfico de mercancías con la creación de la ZAL y el desarrollo de la Zona Franca y de un polo industrial en el Polígono de Astilleros. A lo largo de los próximos 12 meses, la Autoridad Portuaria pondrá en valor los 150 años que han transcurrido desde sus inicios, para lo que anima a la comunidad portuaria a celebrar una parte importante de la historia sevillana.