estudios-sobre-el-guadalquivir

El puerto de Sevilla cree que hay que seguir trabajando para aprovechar al máximo la canal de navegación.

Representantes de la Autoridad Portuaria de Sevilla y de la Universidad de Huelva han tenido recientemente la oportunidad de conocer los avances de los estudios científicos que analizan la turbidez y la sedimentación en el estuario del Guadalquivir.

Tras estudiar las características hidrogeoquímicas del agua de la cuenca del Guadalquivir, el grupo de investigación de Geociencias Aplicadas e Ingeniería Ambiental ha determinado que las concentraciones y patrones de fraccionamiento muestran una única fuente de aporte para la materia en suspensión, que junto con los datos de la composición mineralógica, puede identificarse como la cuenca media y alta del río.

Por lo tanto, la elevada turbidez del sistema se debe a las altas tasas de erosión de los suelos margosos de la cuenca fluvial, formados por arcilla y limo. Asimismo, los científicos recomiendan ampliar el conocimiento de las fuentes de aporte de sólidos para delimitar cuáles son las zonas responsables de estos aportes y poder estudiar medidas que disminuyan la alta carga de sólidos en suspensión.

Los estudios de la universidad onubense, financiados por el puerto de Sevilla con 175.000 euros, pretenden definir qué partículas en suspensión proceden de la fuente fluvial, cuáles se generan en las aguas del estuario y qué otras provienen de procesos antrópicos desde los márgenes.

Objetivos

El objetivo es determinar las partículas que dan lugar a la turbidez, estudiar los cambios estacionales y su origen, analizar la tipología estacional de la materia en suspensión y su aportación al canal de navegación, y establecer medidas para minimizar la sedimentación y turbidez del río más turbio de España.

Esta investigación, permitirá clarificar la procedencia de las partículas y proponer medidas correctoras. Hasta ahora, la aplicación del conocimiento científico sobre el estuario ha permitido mejorar la navegación y aumentar en 20 centímetros la escalilla de calados de la canal de navegación, hasta los 7,20 metros.

Desde la Autoridad Portuaria, han señalado la importancia de seguir trabajando con la naturaleza para aprovechar al máximo la canal, hacer del puerto un lugar más competitivo y mejorar con técnicas innovadoras el entorno.