La Autoridad Portuaria de Sevilla ha puesto en marcha el procedimiento de licitación del contrato correspondiente a la segunda fase de la habilitación del muelle de Armamento para movimientos de mercancías.

Entre 2015 y 2016, el enclave hispalense ya acometió una serie de actuaciones tendentes a la mejora y adecuación del antiguo muelle de Armamento de los Astilleros de Sevilla, con lo que se ha conseguido un estado funcional adecuado a las nuevas necesidades portuarias.

Sin embargo, tras las obras realizadas han sido varias las empresas que se han instalado en las antiguas instalaciones de astilleros y que realizan la estiba de mercancías en el muelle de Armamento.

Por el tipo de productos fabricados, normalmente grandes piezas metálicas, es conveniente ampliar la superficie pavimentada, de manera que se faciliten las maniobras y haya espacio para almacenamiento y acopio de los elementos fabricados mientras se realiza la carga, por lo que se plantea pues una nueva fase en las obras que completen las actuaciones en el muelle.

En el proyecto se incluye la demolición de unas antiguas naves de tipo industrial, que han quedado en desuso y que se encuentran en estado de abandono, toda vez que impiden incrementar el ancho del muelle, al ocupar una superficie de aproximadamente 5.820 m².

Los trabajos, con un plazo de ejecución de seis meses, cuentan con un presupuesto base de licitación de 1.935.064,34 euros y un valor estimado de 1.599.226,73 euros.