puerto-de-sevilla

La iniciativa se enmarca en el nuevo proyecto de innovación ambiental Atlantic Blueports.

La Autoridad Portuaria de Sevilla implantará un sistema pionero para la gestión de las aguas de lastre, de sus sedimentos y de las especies exóticas adheridas al casco de los buques, que podrá ser aplicado posteriormente en otros puertos interiores europeos.

La iniciativa se enmarca en el nuevo proyecto de innovación ambiental Atlantic BluePorts, en el que participan 28 socios De España, Francia, Reino Unido, Países Bajos, Portugal e Irlanda, con un presupuesto de 2,9 millones. A nivel nacional, colaboran junto al puerto hispalense, el de Gijón y el de Las Palmas.

El objetivo en Sevilla es estudiar las invasiones biológicas de especies exóticas procedentes de las aguas de lastre para promover el desarrollo sostenible en los entornos portuarios. Así, se establecerán unos patrones operativos ligados al efecto del choque osmótico, que se produce cuando las especies entran en contacto con el agua dulce de la dársena del puerto.

También se llevará a cabo un muestreo en el Guadalquivir que incluye la vigilancia ambiental para la detección temprana y mitigación de especies que se hallan fuera de su espacio natural en los puertos de interior.

En esta línea, se efectuarán campañas de búsqueda e identificación de las mismas en las aguas del puerto, la dársena y las zonas aledañas. De igual modo, se llevarán a cabo algunas experiencias de tolerancia y tratamiento en las instalaciones del acuario. 

Representantes de la Autoridad Portuaria y de la Universidad de Sevilla se han reunido recientemente en el puerto de Las Palmas en unas jornadas de trabajo para poner en común los avances del proyecto, que permitirá introducir un nuevo protocolo para el tratamiento de las aguas de lastre.