aerea terminal contenedores puerto Sevilla

Caen los ingresos en 2014, como consecuencia de la reducción de las tasa portuarias.

La Autoridad Portuaria de Sevilla ha hecho públicas sus cuentas anuales correspondientes a 2014, que se han cerrado con un beneficio por importe de 340.013,31 euros, con especial aportación de las enajenaciones y la reducción de gastos financieros, frente a las pérdidas registradas en 2013 de 6.836.085,03 euros.

Destaca la inversión en el dragado de emergencia que hubo de realizarse para que no quedara afectado el tránsito por las consecuencias de las fuertes lluvias.

En este marco, el informe de cuentas, recoge una cifra de negocio de 17.873.028 euros, lo que supone una reducción del 7,7% respecto a 2013, principalmente por la reducción de las tasas de ocupación en algo más de dos millones de euros.

También se han visto reducidos los gastos de explotación en unos 4,5 millones hasta los 7,9 millones, teniendo en cuenta que el coste de las reparaciones desciende casi la mitad hasta los cuatro millones. Bajan igualmente los gastos financieros a la mitad, pasando a 2,4 millones las deudas a terceros y la actualización de provisiones desde los 4,4 millones registrados en 2013. Las enajenaciones por inmovilizado rozan los 3,7 millones, mientras que en el ejercicio anterior no se registraron.

En este marco, cabe señalar que el importe total de las tasas de las concesiones y autorizaciones superan los 4,6 millones, con el mayor volumen de ingresos las que se encuentran asociadas íntimamente con el tráfico portuario, así como las tasas de ocupación cuya finalidad tiene una fuerte componente terciaria y de prestación de servicios.

Además, destaca la potenciación y desarrollo del sector logístico, cuyo máximo exponente se encuentra en la denominada Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Batán, donde se establecen seis concesiones con unas grandes expectativas de crecimiento que, a buen seguro, revertirán de forma positiva en los ingresos del puerto.