Tren en el puerto de Sevilla

El puerto de Sevilla reforzará sus vías férreas interiores con la construcción de un ramalla Dársena del Cuarto de 4 km de longitud.

El Puerto de Sevilla recibirá 4 millones de euros procedentes del mecanismo ‘Conectar Europa’ para la optimización de su plataforma logística intermodal y la mejora de la navegabilidad.

Esta inyección de fondos europeos irá destinada, en el ámbito de las infraestructuras, al cierre del anillo ferroviario y al enlace con la SE-40, y en el tecnológico, a la continuación de ‘eRIO’ del proyecto ‘Tecnoport2025’,  que implementará el estándar europeo RIS, ‘River Information Service’, a lo largo de toda la Eurovía del Guadalquivir, desde Sevilla hasta Sanlúcar de Barrameda, con el fin de mejorar la gestión del tráfico de buques por medio del intercambio de datos a tiempo real.

Con estas actuaciones, el único puerto marítimo de interior de España reforzará las conexiones con la ‘Red Transeuropea de Transporte’, de la que forma parte de su ‘Red Prioritaria’, que reúne los nodos logísticos más relevantes a nivel europeo. Además, el puerto optimizará las infraestructuras ferroviarias e impulsará la implantación de las TIC, lo que dotará de una mayor competitividad a la plataforma logística intermodal.

Del total de la ayuda europea, 2,6 millones de euros irán destinados a las conexiones terrestres. Este paquete de obras consiste en el cierre de dos anillos: el ferroviario, que rodea todo el perímetro de los terrenos portuarios, y la circunvalación interna del puerto. Una vez ejecutados, culminaría el conjunto de actuaciones recogidas en el ‘Plan Director del Puerto de Sevilla 2000-2020’.

Sevilla es el primer puerto en tráfico ferroviario de Andalucía, con más de 20 trenes semanales que mueven mercancía las 24 horas al día y los siete días a la semana. Este tráfico ha experimentado un incremento en los últimos 10 años, alcanzando 1.100 trenes en 2015.

Para obtener el máximo rendimiento de la infraestructura ferroviaria, el puerto de Sevilla reforzará sus vías férreas interiores con la construcción de un ramalla Dársena del Cuarto de 4 km de longitud, quedando así conectado todo el perímetro y enlazando las actuales vías con el puente ferroviario móvil de la esclusa ‘puerta del Mar’.

En cuanto al cierre de la circunvalación interior, la obra incluirá la construcción del nuevo acceso a la SE-40, que parte de los puentes de la nueva esclusa y enlaza con la futura conexión del puente sobre el río Guadaíra proyectada por el Ministerio de Fomento. En total, se construirán 4,6 kilómetros de carretera. Se estima una reducción del tráfico por la SE-30 de entre 3.000 a 5.000 camiones diarios menos.