operativa-de-project-cargo-en-el-puerto-de-tarragona

El movimiento de este tipo de piezas es un servicio que ofrece el puerto dentro de su estrategia de crecimiento y diversificación.

Las instalaciones del puerto de Tarragona han acogido la operativa del embarque de seis módulos independientes para formar en destino un regenerador de catalizador continuo, CCR por sus siglas en inglés, que la empresa Copisa ha estado construyendo durante un año en el muelle de Lleida.

Se trata de una torre de estructura de 70 metros de alto que se ha fabricado en horizontal y será transportada a la ciudad de Houston, EEUU, en el buque Fairmasters de bandera holandesa, con una eslora de 152,60 metros, un calado de 8,12 metros y una manga de 27,20 metros.

Euroports Ibérica ha sido la consignataria de esta operativa de ‘project cargo‘ que Copisa ha realizado para la constructora constructora internacional UOP Honeywell. Estos grandes proyectos que se construyen en el puerto tarraconense se caracterizan por su gran volumen y poco peso.

En la actualidad, la gran mayoría de la producción de ‘project cargo’ que sale del puerto va destinada al mercado internacional. El movimiento de este tipo de piezas es un servicio que ofrece la Autoridad Portuaria dentro de su estrategia de crecimiento y diversificación de tráficos, ya que dispone de superficie suficiente para estas operativas, como amplias áreas operacionales y rampas ro-ro.

La actividad principal de las empresas del puerto, en cuanto al ‘project cargo’, es la fabricación de grandes estructuras metálicas y de calderería, para plantas de ciclo combinado, naves industriales, puentes y pasarelas, hornos de centrales térmicas, grandes depósitos de gas, chimeneas y otros elementos de refinerías.