El muelle de Aragón del puerto de Tarragona ha sido el escenario de otra destacada operativa de ‘project cargo’. El proyecto, que empezó en el 2019, tiene prevista su fecha de finalización a lo largo de 2020, cuando todos los componentes se hayan trasladado a su destino final, el golfo de México.

Se trata de 22 piezas de 200 toneladas que se colocarán en el fondo del mar, en la zona del océano Atlántico comprendida entre las penínsulas de Florida y del Yucatán. Estas estructuras, que montará una empresa de Estados Unidos, formarán parte de la fundamentación submarina y de estructuras de protección de plataformas de producción submarina.

El objetivo es asegurar la sujeción en el fondo del mar de equipos industriales submarinos y proporcionar protección contra cargas operacionales y accidentales durante la vida útil del complejo.

Las 22 piezas se anclarán en el fondo del mar y sujetarán las cadenas que amarrarán diferentes tipos de instalaciones sumergidas, semi sumergidas o flotantes, para que no queden a la deriva.

Schwartz Puerto es la empresa encargada del montaje dentro del recinto portuario, donde se están llevando a cabo tres proyectos diferentes de ‘project cargo‘ en este momento.

La instalación cuenta con amplias áreas operacionales con una superficie de 280.000 m², rampas ro-ro, buena accesibilidad terrestre y ferroviaria, y mano de obra especializada. A su vez, el calado de 16 metros de profundidad y las grúas multipropósito facilitan las operativas.