La Autoridad Portuaria de Tarragona invertirá 96.455,64 euros en el proyecto de reforma y ampliación de las instalaciones frigoríficas del Punto de Inspección Fronterizo, con el que pretende mejorar la eficiencia de cuatro de las cámaras frigoríficas y construir una nueva.

En concreto, las actuaciones afectarán a las instalaciones de refrigeración de productos de origen animal de consumo humano, productos de origen animal de consumo no humano y de productos de origen no animal de consumo humano.

Así, se modificará el tipo de gas con el que funcionan dichas cámaras por uno más respetuoso con el medio ambiente, denominado R449A. La nueva cámara también contará con esta nueva tecnología, al mismo tiempo que ampliará la capacidad del PIF.

Con capacidad para almacenar productos congelados o frescos, estas cámaras trabajan a temperaturas de entre 0°C o -25 °C. Con los cambios y mejoras previstas, se conseguirá mejorar la seguridad, técnica, economía y sostenibilidad, aplicando una mayor o menor potencia en función del volumen interno de las cámaras y sus necesidades.

Las instalaciones del PIF, situadas en el muelle de Andalucía, siempre tienen que estar listas para albergar los productos que lleguen al puerto y que puedan ser retenidos por cualquier razón aduanera o sanitaria.

Este edificio cuenta con una superficie total de 417,15 m² con dos zonas de operaciones en las que se encuentran las cuatro cámaras y la nueva que se construirá, además de seis fingers o muelles de carga.