Cruceristas a la llegada al puerto de Tarragona a borde de un buque crucero.

El puerto de Tarragona es el segundo de Cataluña en tráfico de cruceros, por detrás del de Barcelona.

El puerto de Tarragona ha batido un nuevo récord en la temporada de cruceros de 2017, con un total de 51.390 pasajeros, lo que supone un incremento del 284% respecto a 2016.

Costa Cruceros, que en junio eligió Tarragona como puerto base de uno de sus itinerarios por el Mediterráneo, ha aportado un total de 23.000 cruceristas, lo que ha sido determinante para superar las previsiones de la Autoridad Portuaria, de 40.000 cruceristas.

De los pasajeros que han visitado la instalación, 14.000 han elegido Tarragona como puerto base. En total, ha recibido en la última temporada 37 cruceros, frente a los 22 de 2016, aunque para 2018, se prevé que reciba a 55 buques de este tipo con 80.000 pasajeros a bordo.

En este sentido, conviene señalar que Costa Cruceros, que hasta ahora utilizaba el buque Costa neoRiviera, de 1.727 pasajeros, comenzará a visitar el recinto con el Costa Victoria, de 2.400 pasajeros, con lo que llevará a unos 50.000 cruceristas a la instalación.

El puerto es ya el segundo de Cataluña en tráfico de cruceros por detrás del de Barcelona y ha superado los resultados del de Palamós, en Gerona, que ha cerrado la temporada con 42 escalas y 42.800 cruceristas.