Ya han comenzado las labores de desmantelamiento de las instalaciones de la fábrica de cemento ubicada en el dique de Levante del recinto portuario de Tarragona.

Ership se hará cargo de la concesión en esta zona del dominio portuario tarraconense para iniciar una nueva actividad de almacenamiento de cereales a granel.

Además, en esta misma parcela también se levantará  una nueva nave destinada a las actividades de carga de proyecto, una vez que el consejo de administración del puerto ha dado el visto bueno a la compraventa de la concesión.

La fábrica construida en 2008 supuso en su día una inversión privada de diez millones de euros y estaba destinada a suministrar cemento al mercado español y a varios países del Mediterráneo, aunque no ha estado nunca en servicio.

Ahora, Ership, tras hacerse con una concesión de 34.070 m², tiene previta una inversión de 2,45 millones de euros.

La terminalista dedicará cerca de un millón de euros a la mejora de la nave existente de 11.567 m², así como un millón y medio a la construcción de una nueva nave de 7.452 m², para mejorar su capacidad de almacenamiento de cereales.

Los trabajos permitirán incrementar el tráfico de cereales en aproximadamente 200.000 toneladas anuales. De este volumen de tráfico, se logrará una parte a corto plazo mediante la remodelación de la nave ya existente, y una adicional con la construcción de la nueva.

Por otra parte, Ership renuncia a unos 6.000 m² de superficie no construida que permitirá que la empresa Schwartz Haumont Puerto pueda ampliar su actividad empresarial de fabricación y montaje de grandes estructuras industriales.