puerto tarragona

El Puerto de Tarragona agiliza la inspección aduanera con un nuevo edificio de 400 m² anexo al Puesto de Inspección Fronteriza (PIF), que ha supuesto una inversión de más de 706.000 euros, según la Autoridad Portuaria de Tarragona . En concreto, las nuevas instalaciones se ubican en el muelle de Andalucía, y su objetivo es aumentar el nivel de seguridad y agilizar los trámites para ganar rapidez.

Por otro lado, anexo a la nueva instalación se instalará el nuevo escáner de contenedores, pendiente de las últimas aprobaciones administrativas, ya que el último visto bueno debe darlo el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El escáner se destinará a la inspección no intrusiva de contenedores, remolques, cisternas y otras unidades de transporte y el personal encargado de manejarlo también se ha formado bajo la supervisión del CSN.

El escáner ha supuesto una inversión de más de dos millones de euros, se ha construido en Varsovia, es uno de los más modernos de Europa y estará prácticamente operativo las 24 horas del día durante todo el año. De esta forma, el puerto agilizará más las inspecciones aduaneras y también se cumplirá la normativas de Container Security Iniciative (CSI), que establece un sistema rutinario de análisis de tráfico de contenedores con destino a Estados Unidos.