El puerto de Tarragona ha incorporado 125 hidrantes para cumplir la normativa de seguridad contra incendios y dotar a los edificios y establecimientos del enclave de medidas contra cualquier siniestro de este tipo.

Estos 125 hidrantes están colocados en la vía pública o en espacios accesibles para vehículos de bomberos, y a una distancia para que cualquier punto de una fachada a nivel de rasante esté a menos de 100 metros de un hidrante.

Así mismo, el recinto portuario pone esta red contra incendios a disposición de la comunidad portuaria para que sus instalaciones puedan conectarse en caso necesario.

De hecho, algunas empresas del puerto ya se han conectado a los sistemas contra incendios de la red portuaria como son Euroports, Bergé, EsTarraco, Fruport y Ership, que se han conectado a las instalaciones ubicadas en los muelles Cantabria, Aragón, Reus, Rioja y Castilla.

Para probar el nuevo sistema contra incendios, el puerto de Tarragona, junto al equipo de bomberos del parque químico de Tarragona y los Bomberos de la Generalitat, han realizado en los últimos meses una serie de pruebas para constatar su funcionamiento en condiciones desfavorables, con el fin de determinar adecuadamente su capacidad de respuesta.