carga de papel en camion con semirremolque en el puerto de Tarragona

Los trabajos mejorarán la seguridad y evitarán actuaciones más costosas en el futuro.

En el vial de Ribera se concentra el tráfico de vehículos pesados para los accesos del Muelle Andalucía, Muelle Cantabria y la Zona ZAL del puerto de Tarragona, lo que, según ha constatado la Autoridad Portuaria, provoca la degradación de los pavimentos.

Con el fin de mejorar la seguridad de las operaciones en esta área del recinto portuario y evitar tener que hacer inversiones mayores en el futuro, la Autoridad Portuaria de Tarragona quiere adecuar dichos firmes para dejarlos en buen estado y limitar las futuras inversiones necesarias para su renovación.

Sacados a licitación estos trabajos por un importe de 599.700,52 euros, con un plazo de ejecución de dos meses,  y finalizado el plazo de admisión de ofertas, un total de 12 empresas han presentado sus propuestas, de las que la mesa de contratación ha elegido la propuesta de Auxiliar de Firmes y Carreteras, por valor de 550.976,65 euros y que ha obtenido la puntuación más alta de los licitantes, con 95,53 puntos.

Los trabajos incluyen la pavimentación con aglomerado asfáltico los viales y rotondas incluidos en el proyecto, previo fresado necesario para mantener las cotas actuales, demoler dos pasos existentes de vías férreas, mejorar la señalización horizontal, ejecutar cerramientos en partes del trazado del vial, así como otras actuaciones complementarias.