El puerto de Tarragona espera obtener un beneficio de más de 10 millones de euros con una facturación de 54,8 millones. Así lo ha asegurado Josep Andreu, el presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona en una entrevista a Europa Press.

De esos 10 millones de euros, Andreu ha señalado que seis revierten en inversiones en el puerto, dos se dirigen a Puertos del Estado y los otros dos se destinan al fondo de compensación.

Asimismo, ha destacado que estas ganancias van en línea con las del año pasado, cuando el resultado neto ascendió a 10,7 millones sin atípicos, 20,8 millones si se incluyen unas tasas que hasta que no se pagaron computaron como ganancias.

El puerto de Tarragona prevé cerrar el año con un tráfico de 33,5 millones de toneladas, lo que supondría un crecimiento de entre el 3% y el 5% respecto a 2011, y se trata de un reto más que asumible, ya que las instalaciones han registrado un incremento del 4,6% hasta octubre.

Necesidad de ancho europeo

El proyecto de terminal de contenedores del puerto de Tarragona es joven, tiene tres años, y para su crecimiento es muy importante tener la conexión de ancho europeo, para lo que los Presupuestos Generales del Estado contemplan una partida de 50 millones para la instalación del tercer carril.

Actualmente, la infraestructura está preparada para un millón y medio de contenedores, si bien su zona de influencia supone alrededor de medio millón de contenedores: «Este millón extra viene de la conexión con Europa, por lo que ahora más que nunca, necesitamos el ancho europeo«. De este modo, Andreu ha destacado que cuando “tengan la certeza” de la conexión con ancho europeo venderán el puerto a los mercados internacionales. 

Estación intermodal

La apuesta por el ferrocarril es firme, con una cuota ferroviaria del 18%, y en ella se enmarca la estación intermodal, en cuya primera fase se prevé que muevan 250.000 contenedores, para en 2015-2016, cuando se cuente ya con el ancho europeo, llegar a los 600.000 contenedores.

El puerto de Tarragona comenzará a trabajar con la estación intermodal con el corredor Tarragona-Madrid, fruto del acuerdo con el operador de terminales marítimas DP World Limited, Comsa Rail Transport y Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña y que arrancará hacia la primavera de 2013 con dos o tres frecuencias, aunque posteriormente se quiere ampliar hasta ocho.

En cuanto al Muelle de la Química, cuya ampliación permitirá pasar de 18 a 36 Ha, Andreu ha explicado que se prevé que sólo se implanten entre cuatro y cinco empresas nuevas porque el objetivo es que tengan grandes instalaciones, y ha indicado que la demanda supera la oferta de hectáreas.

Según Andreu, el Moll de la Química ha supuesto una inversión de 70 millones de euros, y las empresas petroquímicas que se instalen añadirán una inversión suplementaria de otros 40 millones, una vez la ampliación del muelle esté totalmente operativa en verano