El puerto de Tarragona descarta practicar cualquier tipo de rebaja en las tarifas de estancia en la terminal para contenedores de importación, dado que considera que «tiene unas tarifas de almacenamiento de contenedores muy competitivas en comparación con otros puertos».

En este sentido, la Autoridad Portuaria de Tarragona destaca «que las condiciones extraordinarias que han empujado a otros puertos del Mediterráneo a adoptar tarifas planas para almacenamiento de contenedores de importación no se dan en Tarragona«.

Así mismo, los responsables del enclave tarraconense consideran que, en cambio, han «puesto en marcha otras medidas económicas para ayudar las empresas a superar las consecuencias de la pandemia» y pone como ejemplos el adelanto de pagos a proveedores y la prolongación de los períodos de pago de tasas, al tiempo que sigue estudiando otras medidas para mitigar el impacto económico de la pandemia.

De igual modo, la Autoridad Portuaria definde que, «contrariamente a la saturación que sufren otros puertos en el Mediterráneo occidental, Tarragona sigue teniendo capacidad de crecimiento en tráfico de contenedores».

Además, los responsables portuarios estiman que «la mercancía general importada que llega a los puertos por vía marítima y que se ve obligada a permanecer almacenada en las terminales por las normas y medidas derivadas del estado de alarma, decretado por el Gobierno español, no representa ningún problema« para el enclave en estos momentos.