El puerto de Tarragona ha pedido a las empresas contratistas que llevan a cabo obras en el recinto portuario que rebajen su actividad y se aseguren de que se cumplen las medidas de seguridad y salud adoptadas durante el estado de alarma.

En este mismo sentido, la Autoridad Portuaria de Tarragona ha acordado una serie de medidas para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores que llevan a cabo su labor en cada una de las obras.

De igual manera, los responsables del enclave tarraconense han pedido a las empresas que se mantenga el mínimo número de personas a pie de obra, con el fin de mantener la continuidad de los trabajos.

En concreto, los trabajos en el muelle de Baleares, la obra más importante del puerto en estos momentos, no se ha visto afectada por las medidas establecidas para el estado de alarma.

Así pues, los trabajos continúan a pesar de todo para cumplir y mantener la seguridad jurídica, mientras que las obras de rehabilitación de la antigua sede de la Autoridad Portuaria sí que se han visto afectadas y mantienen un ritmo bajo de actividad.