La Autoridad Portuaria de Tarragona ha celebrado un webinar junto a Cruise Knowledge Club sobre la gestión de la nueva normalidad en el sector de los cruceros, dirigido principalmente a los agentes relacionados con este destino.

El presidente del puerto, Josep Mª Cruset, ha destacado la trayectoria de la instalación en el ámbito de los cruceros, con un gran aumento de los pasajeros en los últimos años.

Se trata de una industria estratégica tanto para el puerto como para el territorio, como demuestra su modelo de gobernanza, que es un ejemplo de la articulación y cooperación de todas las instituciones. La gran apuesta de la Autoridad Portuaria por este segmento queda reflejada en la construcción del nuevo Muelle de Baleares.

La terminal de cruceros allí situada podrá recibir a partir del 2021 cuatro buques de manera simultánea. La segunda terminal de cruceros en el contradice del Prats también supone toda una oportunidad para el territorio y podría ser una realidad entre 2025 y 2027.

La crisis del Covid-19

Antes de la crisis del coronavirus, la situación del sector era muy esperanzadora, pero la emergencia sanitaria ha obligado a las empresas a asumir grandes costes. Además, una vez que empiece a aumentar la demanda, no se volverá de inmediato a los niveles anteriores.

Una de las claves de la nueva normalidad será ofrecer seguridad al consumidor, por lo tanto es importante hacer llegar la información sobre los protocolos de forma correcta y clara tanto a las empresas como al cliente final.

En este sentido, es necesario poner en marcha medidas de separación, señalización, higienización y desinfección, mejorar la ventilación, promover la formación del personal, habilitar espacios para la entrega de EPIs y establecer protocolos para las personas que presenten síntomas. Lo más recomendable es que exista una comisión de coordinación para estas medidas.

La nueva normalidad también exigirá el diseño de unos itinerarios más pequeños y nuevas estrategias. La oferta debe orientarse a viajes más especializados, fomentando las actividades al aire libre en espacios abiertos que permitan el distanciamiento social.

La Autoridad Portuaria sigue trabajando para poder iniciar la temporada en cuanto sea posible, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan e implementando las medidas adecuadas. En caso de no poder acoger cruceros este verano, tratará de prepararse para la temporada 2021, que ya está registrando niveles de reservas superiores a otros años.