agroalimentarios puerto tarragona

Los productos importados se trasladan a las zonas de elaboración de piensos, como Lérida, Zaragoza, Gerona, Soria o Huesca.

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha mantenido un año más la primera posición en el movimiento de productos agroalimentarios, tanto en España como en el Mediterráneo, con más de 5,7 millones de toneladas manipuladas en 2018.

La instalación cuenta con numerosos servicios e infraestructuras especializados que facilitan la importación de este tipo de mercancía, lo que a su vez tiene una repercusión económica para la zona.

Recibe productos agroalimentarios de los principales países productores como Ucrania, Rumanía, Argentina y los Estados Unidos, que distribuye por Cataluña, Aragón, gran parte de Navarra y el este de Castilla, donde se fabrica el 40% de la producción española de piensos para alimentación animal.

Así, los productos importados a través del puerto se transportan a las zonas de elaboración de piensos, como Lérida, Zaragoza, Gerona, Soria o Huesca. Cada año, pasan por el recinto portuario más del 60% de las materias primas para su fabricación para la ganadería catalana.

Esta situación ha llevado al puerto de Tarragona a convertirse en el primero del país en tráfico de cereales y harinas, así como de piensos y forrajes. Su intención es seguir aumentando la cuota de mercado de los productos agroalimentarios de la infraestructura tarraconense, consolidar su posición en el sector e incorporar en la estructura de tráficos nuevos productos a granel.