El presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep María Cruset, y el director de Sistemas de Información, David González, han repasado los retos tecnológicos más importantes del puerto ante el Clúster TIC Cataluña Sur.

Más de una treintena de profesionales han escuchado el recorrido del recinto portuario para convertirse en un ‘smart port’. Cruset ha destacado la gran apuesta del puerto, inmerso en un proceso de digitalización, para adaptarse a los retos que plantea la revolución tecnológica en la logística y el sector portuario.

La instalación sigue avanzando por la senda de la innovación y la digitalización, hacia la Industria 5.0, que aboga por una reindustrialización orientada a la transición verde y digital. El concepto se apoya, no sólo en criterios de competitividad, sino también de sostenibilidad ambiental y social.

David González ha sido el responsable de definir los pilares estratégicos del puerto para consolidar sus objetivos tecnológicos, pues todos sus proyectos en este ámbito tienen un denominador común: la mejora de la eficiencia operacional y energética basada en la sostenibilidad ambiental.

El director de Sistemas de Información ha destacado la importancia de obtener datos en tiempo real, y desarrollar e implementar sistemas que permitan compartir información, almacenada y tratada gracias a la Inteligencia Artificial para tomar mejores decisiones.

Por otro lado, ha subrayado la importancia de las personas y los procesos de organización para poder implementar herramientas de trabajo colaborativo.

Evolución

Durante los últimos años, el puerto ha estado trabajando en la digitalización de sus procesos, incluyendo la modernización del Port Community System, que permite dar una respuesta ágil y eficiente a los clientes, y el desarrollo del sistema SEA para la gestión de las mercancías agroalimentarias.

El Plan de Sostenibilidad Agenda 2030 es otro ejemplo de la digitalización sostenible en el puerto y prevé una reducción de la huella de CO2 del 99% de cara a ese mismo año.

A ello se añade, asimismo, la iniciativa World Friendly, que ha sido seleccionada para el fondo 4.0, para ayudar a desarrollar un modelo de puerto sostenible, digital y humanitario.