La Autoridad Portuaria de Valencia ha iniciado esta semana el reparto de 85.000 mascarillas protectoras entre el personal que da servicios en sus instalaciones portuarias.

La distribución de estos equipos se está realizando en función de las necesidades de cada servicio con el objetivo de hacerlo llegar a estibadores, prácticos, remolcadores, policía portuaria y personal de la propia Autoridad Portuaria.

Asimismo, los responsables del enclave valenciano también prevé iniciar en breve el reparto de hasta 300 pantallas faciales protectoras de plástico para servicios de atención al público.

De igual manera, la Autoridad Portuaria de Valencia también ha difundido en sus tres recintos portuarios las directrices de buenas prácticas en los centros de trabajo elaboradas por el Ministerio de Sanidad para ayudar a evitar la propagación del coronavirus.

Estas directrices incluyen una serie de medidas a adoptar antes de acudir al puesto de trabajo, así como en el desplazamiento y para garantizar la distancia de interpersonal de aproximadamente dos metros en la entrada y salida, en las zonas comunes y, en general, en el propio centro de trabajo.

Por otra parte, estas directrices se completan con medidas para los empleados, para la limpieza de los centros de trabajo y para la gestión de los residuos.