La Universidad Politécnica de Valencia tiene en marcha desde octubre de 2020 un proyecto internacional para la utilización de tecnología 5G, combinada con el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial o el blockchain, que contribuirá a mejorar la logística portuaria.

La iniciativa Ingenious IoT permitirá conectar sensores, cámaras, robots, contenedores de mercancías, camiones, buques y maquinaria, pudiendo todos los dispositivos interactuar entre sí.

El principal escenario será el puerto de Valencia, donde se llevarán a cabo diferentes pruebas piloto, con la participación de la Fundación Valenciaport, Cosco Shipping Lines, Telefónica, Nokia, Asti Mobile Robotics, Neurodigital y Fivecomm.

En concreto, se realizará una prueba de transporte multimodal de mercancías, que incluye una ruta marítima con el puerto del Pireo, en Grecia, en la que se obtendrán diferentes datos acerca del estado del contenedor, como su localización, temperatura o grado de humedad, prácticamente en tiempo real.

Además, se utilizarán alarmas que avisarán de posibles accidentes o eventos no deseados en el contenedor, como golpes o apertura de puertas.

Objetivos del proyecto

El proyecto, que se extenderá hasta mediados de 2023, cuenta con un presupuesto de ocho millones, financiados por el programa europeo Horizonte 2020.

Gracias a él, los operadores portuarios podrán controlar el transporte de contenedores en las terminales con robots conectados con tecnología 5G y una solución que combina la realidad virtual y la realidad aumentada con el sentido del tacto.

Otro de los retos que abordará será la monitorización continua de las condiciones del transporte desde su origen hasta el destino, utilizando sensores neuromórficos y dispositivos para la localización satelital de los mismos.

También se aplicarán técnicas de Inteligencia Artificial para predecir tanto la llegada como la salida de los barcos, así como para monitorizar y optimizar la entrada y circulación de los camiones en las instalaciones.

De la misma manera, Ingenious IoT explorará la interoperabilidad entre distintas soluciones de blockchain para mejorar la trazabilidad de la carga.