Nuevo servicio ferroviario de automoviles que une Zaragoza y el Puerto de Valencia

Las actuaciones previstas en esta línea facilitarán el aumento de la velocidad media de recorrido de los trenes de mercancías.

Adif ya puede disponer de los 53,6 millones de euros que la Autoridad Portuaria de Valencia aportará para las obras de mejora de línea ferroviaria entre Valencia y Zaragoza como parte de su Plan de Inversiones.

De esta cantidad, 40 millones serán aportados para la mejora general de la conexión y 13,6 millones de euros se destinarán a la ampliación y construcción de apartaderos con capacidad para atender trenes de hasta 750 metros de longitud.

El puerto, que está a la espera de los plazos y requerimientos de licitación que establezca el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, ha constituido una Comisión de Seguimiento para evaluar el estado y avance de los diferentes proyectos a desarrollar en esta línea del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y detectar nuevas actuaciones para potenciar este eje.

La Autoridad Portuaria de Valencia ha asumido esta inversión con el fin de garantizar la accesibilidad a los puertos de Sagunto y de Valencia de las mercancías procedentes de Aragón y de las áreas logísticas de la Rioja, Navarra, País Vasco y eje Cantábrico.

Construcción de apartaderos

Los proyectos de los apartaderos ya se encuentran en fase de redacción por parte de Adif y está previsto que salgan a licitación durante el primer semestre de 2018, de modo que las obras concluirán a finales de 2018 o principios de 2019.

Las actuaciones previstas en la línea facilitarán el aumento de la velocidad media de recorrido de los trenes de mercancías así como el incremento de la capacidad disponible, lo que supondrá una mejora de al menos el 15% en las condiciones de explotación de la línea.