Desde hace largos años, las relaciones comerciales entre Madrid y la Comunidad Valenciana registran una interrelación extraordinariamente fructífera para ambas regiones.

En esta exitosa colaboración juega un papel fundamental el puerto de Valencia, tal y como ha reseñado su presidente, Aurelio Martínez, en una charla organizada por Executive Forum esta misma semana.

Martínez ha explicado que estos vínculos “son perfectamente desconocidos” en el panorama español, pero, aun así, llama a potenciarlos y afirma que el enclave levantino no renuncia a explorar, de la mano de Adif, espacios logísticos en el centro peninsular para seguir atendiendo a un tráfico creciente, a la vista de la colmatación de instalaciones logísticas que se vive en la localidad madrileña de Coslada.

En concreto, el presidente del puerto de Valencia señala Vicálvaro como una posible alternativa para unos tráficos en franco crecimiento, aunque tampoco descarta otras posibilidades.

En este contexto, Martínez se muestra optimista de cara al futuro, a la vista de que los tráficos de contenedores del puerto de Valencia han recuperado el dinamismo que tenían antes de la crisis, y apunta que «el comercio internacional va a seguir creciendo y el transporte marítimo seguirá siendo el eslabón clave para la eficiencia del comercio internacional».

En este mismo sentido, el máximo responsable del puerto de Valencia llama a aprovechar la privilegiada posición geoestratégica que tiene España para consolidarse como una plataforma logística multimodal de gran entidad en los flujos que mueven las principales cadenas de suministro del planeta, con la vista puesta siempre en mantener la sostenibilidad de las operaciones y en la eficiencia.

Así pues, en un escenario de tráficos al alza, la ampliación norte del puerto de Valencia y el crecimiento del puerto de Sagunto, con una nueva terminal polivalente para 2021 se configuran como elementos clave para consolidar su evolución como un puerto mixto colocado entre los grandes del continente.