La Autoridad Portuaria de Valencia y la Fundación Valenciaport han explicado durante un webinar de la Cámara Franco-Española las actuaciones que se están llevando para convertir a los puertos de Valencia, Sagunto y Gandía en instalaciones energéticamente autosuficientes y descarbonizadas para alcanzar el objetivo de cero emisiones antes de 2030.

Su plan pasa por la implementación de energías renovables o la construcción de una nueva subestación eléctrica que permitirá parar los motores de los buques cuando estén preparados para conectarse a la red una vez hayan atracado en el puerto, reduciendo la emisión de gases y de ruidos.

Este proyecto contempla la instalación de dos transformadores de 30 megavatios cada uno, lo que permitirá reducir la tensión recibida como paso previo para llegar a los muelles de las terminales para permitir la conexión de los buques a la red eléctrica.

Por otro lado, se pretenden instalar 3.000 placas solares y una planta eólica con entre cinco y siete aerogeneradores. Estas inversiones se añaden a los planes para el abastecimiento de GNL a buques o el uso de hidrógeno en instalaciones y maquinaria portuaria en el marco del proyecto H2Ports.

Durante la sesión, también se han puesto en valor proyectos como ‘Green Port‘, para monitorizar las emisiones en tiempo real, o ‘Green Cranes‘, para la adaptación de las grúas a combustibles sostenibles.

Desde el puerto, están trabajando además con empresas y navieras para mejorar su sostenibilidad ambiental, a través de iniciativas como LNGhive2, que facilitarán que Balearia adapte sus buques al GNL.

Su compromiso con la sostenibilidad se plasma en la elección de Valencia como sede de SuperLabs Ports, una iniciativa para proporcionar ayudas a tres empresas de reciente creación que colaboren con otras del entorno portuario en la lucha contra el cambio climático.