El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha participado en el ciclo de conferencias organizado por la Cátedra Demetrio Ribes de la Universidad de Valencia, donde ha analizado el futuro de la logística portuaria en la era post-Covid.

La coyuntura económica mundial está acelerando los procesos de concentración empresarial, lo que implica también la concentración de carga y que cada vez haya menos puertos hub. En este contexto, el puerto de Valencia juega un papel de referencia en la logística para toda España, que seguirá siendo la gran industria tractora de su economía.

Esto implica, según Martínez, que debe seguir siendo competitivo y apostar por nuevas infraestructuras, especialmente ferroviarias, que sean muy flexibles. Bien posicionado por el tamaño actual y por sus proyectos de expansión, el puerto aspira a seguir mejorando sus instalaciones para evitar que la actividad económica se traslade a otra zona.

Uno de los principales avances en los que trabaja es la mejora de su conexión ferroviaria, así como en el desarrollo de las autopistas del mar, el respeto al medio ambiente, la digitalización o la automatización de procesos.

Además, el presidente ha querido destacar la recuperación de los tráficos portuarios en el tercer trimestre y la reducción de la flota inactiva, que se sitúa en los mismos niveles de 2019. En concreto, el porcentaje de barcos parados en plena crisis del Covid-19 era del 10%, cifra que en los dos últimos meses se ha reducido hasta el 3%.

En cuanto a la evolución de los tráficos, desde finales de mayo han crecido los tráficos de carga, pero las descargas no han crecido tanto porque el consumo está estancado. En los próximos años, Martínez cree que “los flujos comerciales seguirán creciendo, aunque a tasas menores, por lo que el papel de la logística seguirá siendo clave«.