Nuevo servicio ferroviario de automoviles que une Zaragoza y el Puerto de Valencia

Aragón es la salida natural del puerto de Valencia hacia el Cantábrico.

La Autoridad Portuaria de Valencia analizará la posibilidad de instalar un puerto seco intermodal en Teruel destinado a atender un probable aumento de los tráficos entre Valencia y Zaragoza que podría producirse gracias a la modernización de la línea férrea Valencia-Sagunto-Teruel-Zaragoza.

Así mismo, con esta instalación, el enclave valenciano también quiere alargar su hinterland hacia Aragón, con el fin de ganar conectividad tierra adentro y mejorar sus conexiones intermodales en el eje que une el Cantábrico y el Mediterráneo a través de Aragón.

En este sentido, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, se ha reunido la semana pasada con asociaciones de vecinos de Aragón y de Teruel para presentar el proyecto y recabar apoyos con el fin de sacarlo adelante.

En la conexión del Corredor Cántabro-Mediterráneo, la Autoridad Portuaria de Valencia tiene planificadas inversiones de casi 100 millones de euros, de los que 40 millones de euros en la línea ferroviaria Valencia-Zaragoza y 31 millones de euros más en la construcción del acceso ferroviario al puerto de Sagunto.

A estas cantidades se añaden los 13,6 millones que forman parte del convenio suscrito con Adif para la mejora, ampliación y construcción de siete apartaderos en el trazado ferroviario con Teruel con capacidad para atender trenes de hasta 750 metros de longitud.