El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha destacado recientemente el papel estratégico que juega Valencia en las relaciones comerciales entre Asia y Europa, especialmente desde el siglo de oro valenciano con la Ruta de la Seda hasta la actualidad, con la conexión marítima que une el puerto con las principales instalaciones asiáticas.

Durante cinco siglos, la Ruta de la Seda fue fundamental para la economía valenciana, que tenía en el textil su principal actividad económica. Ahora, Valencia mantiene su conexión con esta ruta milenaria, estrechando a través de sus rutas los lazos económicos, políticos, culturales y comerciales con Asia.

De hecho, la actividad comercial con las regiones de la Ruta de la Seda representa más del 50% del tráfico de mercancías del puerto. Todos estos datos se han puesto de manifiesto durante la presentación de una réplica de un Buda gigante, que estará expuesto durante unos días en el Edificio del Reloj.

Desembarcó en la instalación el día 31 de agosto, procedente del puerto de Thilawa, en Myanmar, y tiene como destino final la ciudad de Cáceres, donde se construirá un templo budista. Con una altura de dos metros y un peso de dos toneladas, esta figura ha llegado en el buque Ain Snan de UASC.