A pesar de que el 13 de marzo de 2020, todo se paró en España por la irrupción del Covid-19, los puertos no lo hicieron y demostraron que cumplen una labor esencial, trabajando intensamente para que la sociedad no sufriera un problema de desabastecimiento en uno de sus momentos más difíciles.

La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia del sector logístico y del transporte, como ha vuelto a recordar la sociedad con motivo del conflicto en Ucrania. Así se expresan desde la Autoridad Portuaria de Valencia, que en su momento puso en marcha la iniciativa #AlPieDelCañón, centrada en atender las necesidades en materia económica, social y de comunicación.

Para mantener la normalidad, era fundamental que todos los barcos que llegasen a las terminales para cargar y descargar de la forma habitual y con total seguridad, lo que requirió un gran compromiso por parte de numerosos profesionales, como amarradores, policía portuaria, prácticos, estibadores o transportistas.

Los puertos nunca paran, dicen desde la instalación valenciana, que en aquel momento llevó a cabo una reducción de impuestos portuarios de 5,6 millones de euros, adelantó 2,64 millones de euros en bonificaciones pendientes de 2019 y retrasó cobros a las compañías por valor de 29 millones de euros.

Varias iniciativas

Desde el punto de vista social, hay que destacar el trabajo que desarrolló Aportem-Puerto Solidario en los colegios y los colectivos más desfavorecidos para promover la higiene y la protección contra el Covid-19, y atender las necesidades de las familias de los barrios cercanos a los puertos.

En cuanto a la parte comunicativa, se quiso dar voz a través de las redes sociales a los profesionales muchas veces invisibilizados de la comunidad portuaria, difundiendo hasta 160 vídeos de estibadores, pilotos, policía portuaria, transportistas, agentes de aduana o capitanes explicando su función.

El éxito fue tal que pese a contar en un primer momento con testimonios nacionales, la idea se extendió al ámbito internacional. Además, se puso en marcha la campaña #ImágenesImborrables para animar a la población a compartir imágenes de su entorno, las salas de estar, la calle o los hospitales, entre otras fotos de lo cotidiano, con las que se organizó una exposición.

La pandemia demostró que pese a ser un año marcado por la incertidumbre y el aislamiento, el puerto supo ofrecer soluciones para cada contratiempo que aparecía, lo que le ha valido ciertos reconocimientos, como el de la UNCTAD, que ha destacado en un informe su estrategia para para poner en valor la actividad portuaria.

Para recordar estos años extraordinarios y complejos, la Autoridad Portuaria ha editado un vídeo con el que rememorar la labor de la comunidad portuaria y de todas las personas que hicieron que el mundo no se parase del todo, realizado en castellano, valenciano e inglés, que puede verse en su portal de Youtube.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110