El puerto ha inscrito ya su huella de carbono en el registro habilitado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El puerto ha inscrito ya su huella de carbono en el registro habilitado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

La Autoridad Portuaria de Valencia ha renovado su certificación PERS, que otorga la Organización Europea de Puertos Marítimos, Espo, junto a EcoPort. De igual modo, el puerto alemán de Bremen, el marroquí de Tánger y el neerlandés de Moerdjik han obtenido o renovado sus certificados en un evento que ha tenido lugar en Valencia.

El puerto ha desarrollado diferentes inversiones junto a la comunidad portuaria en los últimos años para hacer compatible el crecimiento de la instalación con sus objetivos de sostenibilidad ambiental.

Recientemente, ha implantado un sistema de gestión energética certificado de acuerdo a la norma UNE-ESISO-50001, toda una declaración de intenciones en su lucha contra el cambio climático y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Con la certificación recibida, se demuestra que los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria mantienen un compromiso con la sostenibilidad, la competitividad y la eficiencia en la gestión.

De hecho, está adherida al Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambiental y en 2016 inscribió su huella de carbono correspondiente a los años 2010, 2012 y 2014 en el registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2 del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

También a lo largo de 2016 y 2017 han continuado los trabajos correspondientes a los proyectos europeos GAINN y Core LNGas hive para la implantación de la tecnología derivada del uso de GNL como combustible en el transporte marítimo.