contenedores-puerto-de-valencia

Más de 20 operadores portuarios y terminales participan en esta iniciativa, con la que se consigue reducir el tiempo de tránsito en un 40%.

La Autoridad Portuaria de Valencia ya forma parte del proyecto TradeLens para la integración de una nueva solución tecnológica de IBM y Maersk, que permite aplicar el blockchain a la cadena de suministro global.

Más de 20 operadores portuarios y terminales de todo el mundo, que representan a unos 234 puertos de los cinco continentes, participan en esta iniciativa, con la que se consigue reducir el tiempo de tránsito de un envío en un 40%.

La solución, diseñada para incrementar la eficiencia de la cadena logística, permite a múltiples socios contar con una vista compartida de una transacción, respetando la confidencialidad de los datos.

Todos los agentes involucrados, ya sean expedidores, navieras, transitarios, terminales, transportistas o agentes de aduanas, pueden acceder en tiempo real a los documentos y a los datos recogidos por los sensores. Además, Tradelens facilita la comunicación entre las partes utilizando contratos inteligentes de blockchain.

El módulo de documentos comerciales, lanzado bajo el programa beta ClearWay, permite a los importadores, exportadores, agentes de aduanas, autoridades aduaneras, otras agencias gubernamentales y ONGs colaborar en procesos comerciales e intercambios de información.

La plataforma ya ha procesado 154 millones de envíos de datos sobre el tiempo de atraque, el embarque de contenedores o la documentación aduanera, entre otros. La información crece a razón de un millón de envíos diarios, lo que evita el uso de correos electrónicos, servicios de mensajería y fax.