El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, considera que el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros de actuaciones urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo en el contexto del coronavirus, es un ejemplo de cómo los puertos españoles ponen su capacidad de tesorería al servicio de las empresas, de la exportación y de la ciudadanía.

Dicho Real Decreto contiene el documento elaborado por Puertos del Estado con medidas de apoyo a las empresas del sector portuario, entre las que se encuentran la reducción de tasas portuarias prevista desde hace varias semanas.

Martínez cree que de este modo «los puertos van a poder colaborar con una amplia diversidad de empresas con dificultades provocadas por las consecuencias del Covid-19 y van a generar unos ahorros a sus usuarios de 100 millones de euros«.

El objetivo es «tratar de manera prioritaria a aquellas empresas que prestan servicios públicos«, además de atender singularmente los servicios marítimos regulares, autopistas del mar, transportes ro-ro, embarcaciones, transporte de contenedores y cruceros.

Todas estas medidas están limitadas en el tiempo y el importe, algo que ha valorado especialmente el presidente, destacando que el acceso será individualizado y por empresas, debiendo justificarse caso por caso. Además, ha recordado que Puertos del Estado ha dado autonomía a las diferentes Autoridades Portuarias para gestionar las ayudas a conceder.

En lo que respecta a la revisión de los ingresos del sistema portuario estatal, Martínez ha afirmado que “es perfectamente razonable que los puertos arrimen el hombro en un momento tan delicado para las personas y para las empresas«. En su opinión, ajustar las tasas a la nueva realidad es lo correcto.