virage descarga granito puerto vigo

El puerto de Vigo aplicará en enero del próximo año una importante bajada de tasas dentro de la política del Ministerio de Fomento, a través del organismo de Puertos del Estado. El objetivo es favorecer la competitividad de las empresas que operan en zona de dominio público portuario.

La medida se aplicará para todos los sectores a través de tres tipos de tasas: de ocupación, de mercancía, y la tasa al buque. La tasa de ocupación descenderá hasta el 8%, lo que beneficiará a más de 700 empresas, de las que más de 260 desempeñan su actividad en el Puerto Pesquero.

Por su parte, y en el caso de la mercancía, el puerto de Vigo, de donde sale cerca del 40% de las exportaciones de Galicia, aplicará una rebaja de hasta el 50% para la que se mueva a través de ferrocarril, mientras que, en el caso de la tasa al buque, la bonificación será de un 5%, que en el caso del transporte de corta distancia (short sea shipping), podría llegar a más de un 7,5%

Asimismo, se bonificarán las tasas a la mercancía “en el importe máximo de lo que permita la ley” y no aplicará los coeficientes correctores, que “serán los mismos que en 2012”. Estas medidas van en consonancia con el anuncio que ya hizo la ministra de Fomento, Ana Pastor en julio, respecto a la disminución de las tasas.

López-Chaves calculó que las arcas del puerto dejarán de ingresar  cerca de un millón de euros. Pero también destacó que, aunque el puerto de Vigo se mantiene mediante los ingresos de las empresas privadas, hay que ayudar para que consigan «mejorar sus condiciones económicas y, por tanto, su competitividad”.

Desde la institución afirman que la anterior bajada de tasas que entró en vigor en enero de 2011, como consecuencia de la nueva Ley de Puertos, dejó al puerto sin ingresar en torno a los 3,5 millones de euros, un 13% de sus ingresos. A pesar de ello, la terminal olívica es una “administración saneada”, en la que la mercancía general crece en más de un 6,5%.