El puerto de Vigo mantiene la esperanza de formar parte de la Red Transeuropea de Transporte

La Autoridad Portuaria de Vigo ha cerrado los nueve primeros meses del año con un notable incremento de sus beneficios al aumentar su productividad y mantener cero endeudamiento. La cuenta de resultados de la terminal viguesa presenta una cifra de negocio positiva del +3,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Los resultados después de impuestos durante estos nueve meses del año son positivos en aproximadamente un millón de euros frente a la caída de 688.000 euros registrada en el mismo periodo de 2011.

La productividad ha crecido un 6%, pasando de los 99.000 euros por trabajador a los 105.000 euros. Por su parte, los beneficios sobre ventas han experimentado igualmente un ascenso más que notable del 5,5% frente a la cifra negativa del 3,9% del año pasado.

Sin embargo el tráfico de mercancías durante los primeros nueve meses del año ha caído un 6% respecto al mismo periodo del año anterior, motivado, en gran parte, por la caída de los tráficos vinculados al sector de la construcción. No obstante, destaca la subida de otros como los de granitos y mármoles (+30,47%), la maquinaria (+44,71%) y la pesca congelada, que mantiene el récord histórico absoluto alcanzado por la terminal viguesa.

Con respecto a las obras en curso en Vigo, el presidente del organismo portuario ha destacado que los trabajos de mejora de la operatividad de los muelles comerciales van “a muy buen ritmo”, al tiempo que ha asegurado que se “están cumpliendo los plazos de ejecución”.

Ya se ha concluido la primera fase del proyecto de un total de 9.000 m² de superficie distribuidos  a lo largo de una línea de cerca de 290 m de largo por 30 de ancho. Sin embargo, no será hasta marzo o abril de 2013 cuando esté terminada el resto de la ampliación.

El «puerto verde» de Vigo

Por otro lado, la Autoridad Portuaria de Vigo es miembro de la WPCI “World Ports Climate Initiative”, la asociación de puertos más representativa a nivel mundial sobre el cambio climático y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. 

La WPCI está formada por medio centenar de puertos a nivel mundial, entre los que destacan el puerto de Los Ángeles, el puerto de Hong Kong y el puerto de Rotterdam, entre otros. Por parte española forman parte esta Asociación las terminales de Barcelona, Algeciras, Valencia y, desde ahora, Vigo.

La WPCI dispone de un «ToolBox» para programas de aire limpio en puertos, que entre otras, tiene una herramienta web denominada Environmental Ship Index, para calcular las emisiones nocivas de los buques e incentivar la adopción de tecnologías de reducción de las mismas.

WPCI trabaja sobre la base de programas concretos liderados por un puerto, tienen siete grupos activos, enfocados cada uno de ellos en una tecnología/estrategia para la reducción de emisiones, como, por ejemplo, el OPS sobre instalaciones de suministro eléctrico a los buques, el LNG enfocado a las instalaciones y equipos para el uso de gas natural licuado o el  cálculo de la huella de carbono, tres de las más interesantes para la Autoridad Portuaria de Vigo.

Esta iniciativa  forma parte de la política ambiental que esta implantando la Autoridad Portuaria de Vigo, entre cuyos ejes estratégicos, se encuentra el hecho de convertir la terminal en un “puerto verde”. Para ello, en estos momentos se están desarrollando varios proyectos de I+D+i, como por ejemplo Green Docks o Port Energy Management.