Tras constatar la acumulación de residuos sólidos en los fondos marinos a lo largo de los años, la Autoridad Portuaria de Vigo, en colaboración con el Centro Tecnológico del Mar, ha retirado más de 19 toneladas de las dársenas de A Laxe y As Avenidas.

Estas tareas de limpieza, enmarcadas en su estrategia de Crecimiento Azul, han permitido extraer del mar plásticos, neumáticos, defensas, botellas, redes de pesca, etc. Se trata de una experiencia piloto, previa a la que se llevará a cabo en zonas más complicadas, como las dársenas del Berbés y Bouzas.

En próximas jornadas, continuarán las labores de limpieza en estas zonas para recuperar los fondos, muy deteriorados debido a su pasado urbano e industrial, facilitando de esta manera su colonización de biota y la captación de CO2.

Una vez finalizados los trabajos, se extremarán las tareas de vigilancia de estas zonas y se aplicará una severa política de sanciones, pues la gran mayoría de los residuos extraídos proceden de la actividad diaria.

Con estas acciones, la Autoridad Portuaria quiere luchar contra el cambio climático a través de la autosuficiencia energética, la captación de CO2 y la reducción de la emisión de gases a la atmósfera.