vilagarcia11

La terminal gestionada por Boluda ha batido un récord anual de movimiento de contenedores.

A falta de un mes para que termine el ejercicio, el puerto de Vilagarcía ha batido un nuevo récord anual de tráfico de mercancías, con un total de 1.207.801 toneladas movidas en estos once meses, por encima de las 1.207.577 toneladas que se manipularon a lo largo de todo 2018. Las previsiones apuntan a que el ejercicio se cerrará en el entorno de los 1,3 millones de toneladas.

Destaca el crecimiento del 11,7% en el movimiento de mercancía general hasta las 608.280 toneladas, gracias a los buenos resultados de la pasta de papel, la pesca congelada y el aluminio. Los contenedores han repuntado un 18,8% hasta los 37.919 TEUs, con casi 314.000 toneladas movidas, lo que supone un récord anual en la terminal gestionada por Boluda.

A través de estas instalaciones, se facilita el movimiento de mercancías entre las Islas Canarias y el hinterland portuario, que se ha expandido gracias a la entrada en funcionamiento de la conexión ferroviaria. En cuanto a los graneles sólidos, el tráfico ha repuntado un 7,9% hasta las 428.103 toneladas, destacando el cemento por instalación especial y, sobre todo, los cereales y sus harinas.

Por su parte, los graneles líquidos han crecido un 3,4% hasta las 171.418 toneladas. El aceite destinado a la terminal de Aceites Abril ha establecido un nuevo máximo anual, pues se han contabilizado 85.549 toneladas descargadas, que además suponen un incremento del 3,4%.

En comparación con el resto del sistema portuario, el puerto ha experimentado el cuarto mayor incremento porcentual de tráficos en el acumulado, por detrás de Málaga, Santander y Cádiz. De hecho, ha crecido por encima de la media en el apartado de los graneles sólidos y en el de mercancía general, siendo el único puerto que ha logrado un repunte de sus tráficos en las tres categorías.