El puerto seco de Burgos aspira a integrarse como punto de destino en la Red Global de Corredores Europeos de Transporte en el horizonte de 2030, con la ampliación de la plataforma logística de Villafría que comenzará este año, ha informado hoy el alcalde, Javier Lacalle.

Lacalle ha considerado que el puerto seco de Burgos tiene a su favor las 800.000 toneladas de mercancías que mueve al año, sobre todo por ferrocarril y carretera, y un plan de expansión que permitirá duplicar su superficie actual de 220.000 m².

Las obras de ampliación están presupuestadas en 12 millones de euros y, aunque el Ayuntamiento ha pedido que el 20% de esa cantidad sea cubierta por fondos europeos del programa ‘Conectar Europa’, una respuesta negativa «no paralizaría en ningún caso el proyecto», ha explicado el alcalde.

El proyecto de ampliación del puerto seco está culminando ahora la tramitación urbanística, al tiempo que se redacta un plan de viabilidad para comenzar en septiembre la actuación con la construcción de nuevos accesos a la zona.

La segunda fase consistirá en ampliar la zona logística, junto a la terminal del ferrocarril, y la tercera en la ampliación en terrenos aledaños al aeropuerto, de manera que las obras estarán culminadas, según las previsiones, en 2020.