La Autoridad Portuaria de Sevilla y la Universidad de Sevilla han suscrito la semana pasada un convenio para la construcción y explotación durante 50 años de una planta experimental industrial.

Con estas instalaciones, que ocuparán una superficie de 4.250 m² a la entrada del Polígono del Astillero, se quiere completar el Centro de Innovación Universitario Andalucía, Algarve y Alentejo.

En ella, la Universidad llevará a cabo investigaciones sobre la mejora de los sistemas de producción de estructuras metálicas con el objetivo de optimizar la calidad de los productos, desarrollar nuevos diseños y minimizar los costes.

Además, el convenio conlleva la exención de tasas portuarias y determina que la Universidad colaborará y cooperará con medios propios en la realización de estudios, actividades y seminarios vinculados a la actividad portuaria, la logística, la industria; así como sobre el entorno del estuario del Guadalquivir.

La parte de la nave concesionada reúne cualidades únicas por su proximidad a la actividad industrial y logística del Polígono de Astilleros y la ZAL del puerto.

De igual manera, también destaca la buena accesibilidad y la cercanía a los centros educativos de la universidad hispalense.

Así mismo, la participación de la Universidad de Sevilla con transferencias de conocimientos es una parte fundamental del éxito de las actividades vinculadas con I+D+i en el ámbito portuario.