mega camión

Mega camión de 25,25 metros.

Ante la nueva normativa de pesos y dimensiones planteada por el Gobierno, cuyos trámites para ser aprobada se han agilizado desde el pasado mes de noviembre, el Real Automóvil Club de Cataluña RACC se ha mostrado en contra de modificar la legislación vigente para que los mega-camiones circulen por España sin que se hayan realizado pruebas piloto para comprobar su viabilidad. 

Así, desde el RACC han cuestionado, este lunes 19 de enero, la modificación del Reglamento General de Vehículos que permitiría la circulación de camiones de 25,25 m de longitud y 60 tn por las carreteras españolas.

En este sentido, desde la organización solicitan la suspensión de esta propuesta mientras no se haya realizado una prueba piloto en determinados tramos de la red de carreteras, como están haciendo otros países, y hasta que no se evalúe su impacto en términos de coste-beneficio.

Por ello, el club automovilístico catalán ha propuesto una evaluación previa para conocer en qué medida se alcanzan los objetivos planteados referentes a ahorro energético, disminución de emisiones y menores costes en la actividad del transporte.

Además, el estudio previo permitiría valorar parámetros referentes a la seguridad vial, como el sistema de frenado de estos vehículos, o su afectación a las infraestructuras, como el mayor deterioro del firme de la carretera.

El RACC aboga por el transporte ferroviario

En la misma línea, desde la organización advierten que la propuesta de autorizar mayor carga logística para vehículos en carretera, así como el aumento de sus dimensiones hasta los 25,25 m de longitud y 4,5 m de altura, «puede tener un impacto negativo en el transporte ferroviario de mercancías que se concibe como una alternativa al transporte logístico por carretera».

«El transporte ferroviario optimiza de forma notable los costes de transporte sin afectar a la circulación de las carreteras y permite una menor emisión de contaminantes producidos por la movilidad motorizada», han señalado desde el RACC.

Por otro lado, el club del automóvil solicita establecer «rígidos requisitos técnicos» en la adaptación de camiones para que carguen 60 tn, que su circulación se limite a las vías de alta capacidad y con horarios restringidos, así como una señalización viaria específica para estos vehículos industriales.