En línea con otros países europeos, Gran Bretaña también ha decidido facilitar las operaciones de transporte de mercancías por carretera para garantizar el abastecimiento de productos de primera necesidad a la población.

Entre las medidas excepcionales aprobadas se encuentran algunas correspondientes a la regulación de los tiempos de conducción y descanso.

En este sentieo, se permite a los transportes de alimentos y sanitarios incrementar la conducción a once horas diarias en bloquse de cinco horas y media seguidas, con siete días de trabajo semanal.

De igual modo, también se han eliminado temporalmente las tasas medioambientales urbanas en las denominadas áreas verdes cero emisiones.

Sin embargo, como refiere Fenadismer, no se ha modificado la regulación sobre autorizaciones de transporte de carácter internacional necesarias para efectuar transporte con el Reino Unido y la aplicación de restricciones a la circulación.

Así pues, no se han introducido cambios con respecto a la regulación anterior a la crisis sanitaria, por lo que podrán continuar efectuándose con total normalidad bajo licencia comunitaria o la multilateral europea.

Con respecto al período de transición establecido tras el ‘Brexit’, que se produjo el pasado 1 de febrero, y que dura hasta final de año, todo parece indicar que se extendería a 2021, a causa de los efectos de la pandemia.

Fenadismer estima que se mantiene el flujo de transportistas españoles con destino al Reino Unido, con expediciones, principalmente, de productos alimenticios, farmacéuticos y otras mercancías esenciales.

Sin embargo, se ha reducido el número de expediciones en aproximadamente un 20%, principalmente especialmente en bienes que no son de primera necesidad.