puerto-bilbao-tres-cruceros

Todos los buques de nueva construcción contarán con sistemas avanzados de tratamiento de las aguas de lastre.

La Asociación Internacional de Líneas de Crucero, CLIA, acaba de publicar un informe sobre el estado del sector cruceros de cara a 2020, que hace hincapié en su fuerte impacto en la economía y en su compromiso con unas prácticas responsables, mucho más sostenibles.

De hecho, la industria ha invertido 22.000 millones de dólares (19.793 millones de euros) en el desarrollo de nuevas tecnologías eficientes energéticamente, colaboraciones con administraciones locales en destinos clave y la reducción de su huella de carbono en un 40% para 2030, en comparación con los datos de 2008.

El 44% de los buques de nueva construcción estarán propulsados por GNL y el 75% de los que no funcionen con este combustible, estarán equipados con ‘scrubbers‘. Todos contarán con sistemas avanzados de tratamiento de las aguas de lastre y el 88% podrán ser conectados en puerto mediante energía eléctrica o bien estarán acondicionados para adaptarse a esta característica en un futuro.

Con unos ingresos de 150.000 millones de dólares (134.952 millones de euros) en 2018, el sector puede estar más que satisfecho. Además, la demanda ha alcanzado nuevas cotas y se esperan hasta 32 millones de pasajeros en 2020, por lo que se pondrán en servicio 19 nuevos buques, llegando a los 278 operativos para finales de año.