Principales magnitudes del mercado de los operadores logísticos en 2011.La facturación de los operadores logísticos en 2011 ha mantenido una evolución positiva en 2011, al registrar un crecimiento del 2% y alcanzar los 3.550 millones de euros, a pesar de la debilidad económica y es que parece que las menores tasas en la externalización y subcontratación de las actividades logísticas, con respecto a los países europeos del entorno, va reduciéndose.

Este aumento en la externalización de procesos logísticos, junto con una ampliación de los servicios prestados por los operadores ha permitido enjugar la caída en los volúmenes debidos a la crisis económica actual.

Evolución del mercado

Según el estudio elaborado por DBK, el volumen de negocio de los operadores logísticos experimentó un crecimiento del 2,2% en 2011, ligeramente superior al 1,5% que registró en 2010.

Dicho crecimiento se tradujo en 3.550 millones de euros, cifra que incluye los ingresos derivados del almacenaje de mercancías y las operaciones asociadas realizadas sobre la carga almacenada (manipulación, transporte y distribución) y excluye la facturación por servicios no asociados a operaciones de almacenaje.

El mayor grado de subcontratación de la actividad de almacenaje y manipulación de mercancías, y la ampliación de los servicios logísticos prestados permitieron que el mercado mantuviera una tasa de variación positiva, en un escenario económico poco favorable.

El sector de alimentación y bebidas es el principal segmento de demanda para los operadores logísticos, representando algo más de la tercera parte del volumen de negocio. A continuación se sitúa el sector de maquinaria eléctrica y electrónica y electrodomésticos, y el sector de automoción, ambos con participaciones del 17%.

Las actividades de almacenaje y operaciones en almacén proporcionaron en 2011 el 43% de los ingresos de los operadores logísticos, presentando un mayor dinamismo que el transporte de las mercancías en depósito.

Estructura de la oferta

El sector presenta una tendencia de creciente concentración, habiéndose registrado en los últimos años la desaparición de diversas empresas de pequeño y mediano tamaño, así como algunas operaciones de adquisición y fusión entre operadores. Así, a finales de 2011 operaban unas 190 empresas, tras registrar un nuevo descenso respecto a 2010.

Las cinco primeras empresas del sector reunieron en 2011 una cuota de mercado conjunta del 38%, en tanto que las diez primeras compañías concentraron el 54,5%. Esta última cifra se ha incrementado en torno a un punto y medio en los dos últimos años.

Previsiones y tendencias 

La facturación sectorial registrará un retroceso en 2012, en paralelo al deterioro en la evolución de la actividad económica. No obstante, en los próximos años continuará aumentando el grado de externalización de los procesos logísticos por parte del tejido empresarial español. Asimismo, el dinamismo del comercio electrónico seguirá impulsando la actividad de los operadores.

Las previsiones para 2012 apuntan a un decrecimiento de la facturación de los operadores logísticos de alrededor del 1,5%, hasta los 3.500 millones de euros, mientras que en 2013 podría experimentar un repunte de en torno al 1%.

La reducción de las ventas, el aumento de la rivalidad, el alto precio del carburante y las dificultades para la obtención de financiación motivarán que nuevas empresas se vean obligadas a llevar a cabo procesos de concentración y reestructuración. La expansión internacional sigue apareciendo como una buena oportunidad en el sector para hacer frente a la debilidad del mercado nacional.