Son momentos muy difíciles y, por ello, más que nunca nos necesitamos mutuamente los fabricantes de vehículos y sus proveedores de transporte”, fue el mensaje de unidad y optimismo que intentó transmitir el presidente de CETM Portavehículos, Daniel Tarragona,  durante la celebración de la Asamblea General que la patronal celebró este martes 26 en Valladolid.

Este mensaje se produce un momento “desolador” para el sector de portavehículos por la crisis económica que “ha provocado una caída de las ventas de automóviles y, consiguientemente, una reducción de nuestros servicios”, aseguró Tarragona.

Y es que para CETM portavehículos los últimos datos de 2012 tampoco permiten ser optimistas para el futuro inmediato ya que la venta de industriales está cayendo un 24% y en turismos el descenso es del 7,3%. “Apenas se llegarán a las 750.000 unidades como máximo”,  apuntó Tarragona.

Continúa la caída

Según los datos ofrecidos por Therry Rocaries, vicepresidente primero de la patronal, la caída de la matriculación de vehículos en 2011 en España fue del 18% y en lo que llevamos de 2012 el descenso es ya del 7,3%. Además, aunque el retroceso de la producción española ha sido del 1,4% en 2011, este año “hablamos de una caída del 17%, debido al retraimiento de mercados como Francia o Italia”.

Por ello, en su discurso el presidente de la patronal justificó plenamente las posibles ayudas del Gobierno al sector español del automóvil, en línea con las reivindicas por Anfac, “ya que somos el segundo productor de automóviles en Europa y primero en comerciales, una posición que hay que intentar mantener, y porque el Estado recauda 24.000 millones de euros al año de este sector”.

Formamos, insistió Tarragona, “ parte de la cadena de valor de este sector, y si crece nosotros también vamos para arriba”. Asimismo, cree necesario un plan de estímulo a la compra de vehículos que “favorecerá a toda la cadena de valor”.

CETM Portavehículos asamblea general 2012 Montero, Tarragona y Rocaries.

CETM Portavehículos asamblea general 2012 Montero, Tarragona y Rocaries.

Los efectos de la crisis del sector para las empresas de portavehículos son contundentes, según los datos expuestos en la asamblea, con más de 1.000 camiones desaparecidos en los últimos años y con la disminución constantes de asociados de CETM Portavehículos, que en el último año ha perdido a dos compañías, Saturn y Trive, por lo que de 13  se ha pasado a los 11 asociados actuales.

Dinámica infernal

En este sentido, Rocaries dejó claro que la demanda de portavehículos está hundida y pese a que la oferta en el sector se ha reducido un 40% desde el comienzo de la crisis “la oferta sigue siendo superior a la demanda”, aseguró. La consecuencia directa es que los márgenes para las empresas continúan cayendo y avisa de que la situación puede incluso entrar en una “dinámica infernal porque este año la práctica totalidad de contratos con los fabricantes se renuevan, con un escenario muy desfavorable para nosotros”.

Para analizar la situación real del sector y posibles soluciones, CETM Portavehículos ha encargado a la consultora N+1 un estudio que analice la situación. Así, el análisis ratifica que el desajuste entre oferta y demanda ha dado lugar a un aumento progresivo de la subcontratación a autónomos para la realización de los servicios, que representa ya el 65% del total, frente al 30% de los operadores europeos.

La crisis ha provocado que los operadores españoles hayan visto reducida su facturación en aproximadamente una media del 50% entre 2008 y 2012, motivado por “la notable reducción de los precios medios de los servicios en los últimos años y en la reducción de la demanda de servicios de transporte” .

Por ello, N+1 entiende que de mantenerse el escenario económico actual y de continuar la presión de precios por los fabricantes, que obliga a trabajar con márgenes muy ajustados o incluso negativos, “se continuará destruyendo la oferta por la desaparición de empresas y autónomos”.

De cara al futuro, la consultora estima que la producción española de vehículos se empezará a recuperar a partir de 2014, por lo que a medio plazo la oferta de portavehículos se empezará a ajustar a la demanda hacia una situación de equilibrio y, probablemente, con cierta recuperación de precios.

Hasta llegar a este día, y para aguantar estos momentos duros, N+1 recomienda a los operadores acometer procesos de concentración entre ellos que den como resultado “players” con mayor dimensión y rentabilidad. En esta línea, también sería positivo alcanzar alianzas o procesos de integración con operadores internacionales. Además, aconseja seguir fomentando el proceso de optimización de las estructuras de costes de las empresas para hacerlas más competitivos y prepararlas para el crecimiento futuro.

Responsabilidad de los cargadores

Por su parte, Marcos Montero, presidente de CETM, cree que los cargadores tienen una enorme responsabilidad de “nuestra situación”. Destacó que tras el fuerte dinamismo en la renovación de flotas que ha tenido el sector, en estos momentos la edad media se sitúa en los 7,2 años por lo cree que cuando se normalice la situación “nos vamos a encontrar sin autónomos, sin empresas y sin camiones”.

CETM Portavehículos Asamblea 2012 mesa de clausura

De la situación del sector de portavehículos Montero no se olvidó tampoco de mencionar la responsabilidad de los “cuasi operadores logísticos” que “no tienen flotas y los almacenes que utilizan son subcontratados y lo único que tienen es una estructura comercial que está pervirtiendo el mercado”.

Montero también repasó los temas más candentes que afectan ahora al sector de transporte en general, como la posible modificación del sistema de módulos, del que reconoce que el modelo actual ha dado lugar a “trapichuelas”; la reforma de la LOTT, donde “por fin se dará vía libre a  la modificación del baremo sancionador donde se ha conseguido un 30% de descuento por el pronto pago”.

Respecto a la responsabilidad objetiva del conductor, el presidente de CETM reconoció que en la última reunión con el ministerio “pude percibir por primera vez un cierto cambio de actitud y deje claro que debe haber al menos dos o tres causas que fijen claramente la responsabilidad del conductor, como es el consumo de alcohol o de drogas”.

En cuanto a los pesos y medidas autorizados para el transporte, Montero entiende necesario ir hacia una armonización con el resto de Europa y así se lo expresó a la secretaria general de Transportes, Carmen Librero, durante la Asamblea General de CETM la pasada semana, pero negó cualquier presión por su parte para la autorización de las 44 tn en España, una posibilidad que Librero reconoció se está estudiando.

Buscar la rentabilidad de fabricantes y transportista

La Asamblea de CETM Portavehículos fue clausurada por Eduardo Herrera, director de Logística de Renault España, quien destacó la importancia de la carretera para los fabricantes por lo que “utilizamos 250.000 portavehículos para transportar nuestros vehículos”.  En concreto, detalló que Renault España transporta por carretera el 56% de su producción porque “entendemos que es la opción más interesante a pesar de los planes de Fomento para incrementar la cuota del ferrocarril”.

Herrera expuso claramente que los costes logísticos “nos están provocando a los fabricantes españoles pérdida de competitividad frente a fábricas extranjeras porque el 90% de la producción española se exporta y cada vez más lejos”.

Por ello, cree esencial que los fabricantes españoles luchen porque los diferenciales de rentabilidad frente a competidores europeos se reduzcan. En este sentido, subrayó que “necesitamos empresas portavehículos fuertes para aguantar la situación actual del mercado”. También apostó por la “estabilidad” en el sector transporte porque no “podemos justificar ante nuestras matrices el desabastecimiento de vehículos” y apostó por encontrar fórmulas para reducir los costes logísticos de los vehículos fabricados en España sin “renunciar a la rentabilidad para nosotros y los transportistas”.