Contaminación por gases de combustión.

Las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI) han aumentado un 0,7% en 2011 respecto a 2010, ascendiendo a 351,9 millones de toneladas de CO2 equivalente (tCO2e), según los datos del Instituto Nacional de Estadística. No obstante, a pesar de este leve repunte, desde 2008 España ha reducido sus emisiones un 12,2%.

El sector de transporte y logística ha emitido el 12,1% del total de emisiones de gases de efecto invernadero en 2011, muy lejos del 27,2% que representó la industria manufacturera, o del 24,9% del sector de suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua.

De hecho, la actividad de transporte y logística redujo sus emisiones entre 2008 y 2011 un 17,5%, situándose en el segundo lugar entre los sectores de la economía española que más redujo sus emisiones, solo superado por la construcción, que las disminuyó un 32,4%.

Así, el transporte y la logística emitió en 2008 un total de 51.753.900 toneladas de gases de efecto invernadero frente a 42.701.900 toneladas en 2011.

Por tipos de emisiones, el sector transporte y logística emitió en 2011 un total de 41.928.700 toneladas de CO2, siendo responsable del 14,5% del total; 39.400 toneladas de CH4 (Metano), que sólo representa el 0,1% del total; y otras 352.000 toneladas de N2O (Oxido nitroso), aportando sólo el 1,9% de estas emisiones, que en más de un 75% proceden del sector de agricultura, ganadería, selvicultura y pesca.

El INE ha realizado por primera vez la estadística sobre las Cuentas de emisiones a la atmósfera en el marco del Reglamento de la Unión Europea sobre cuentas medioambientales.